Neuropsicólogo Infantil-Juvenil

La evaluación, diagnóstico e intervención neuropsicológica

 

Los neuropsicólogos pediátricos intentan determinar el adecuado funcionamiento de las funciones cognitivas y sus procesos subyacentes, y su impacto en el pensamiento-emoción y conducta, para diferentes trastornos médicos, neurológicos y del neurodesarrollo, tanto sutiles, leves o de mayor entidad, de origen conocido como desconocido.

Los neuropsicólogos pediátricos son psicólogos con profundos conocimientos neurocientíficos sobre la relación entre un cerebro en constante desarrollo de estructuras y funciones, el aprendizaje y el comportamientoemociónadaptación psicosocial, aportando datos relevantes sobre su rendimiento cognitivo.

Una evaluación neuropsicológica puede utilizarse para diseñar un tratamiento adecuado y específico para ese niñ@ en particular, para aportar datos que ayuden a su programación  educativa y a seleccionar las mejores estrategias para ayudar a su hij@ a acercarse a su mejor rendimiento potencial. También se emplea para establecer una línea base neurocognitiva, para controlar el desarrollo de habilidades.

El proceso de evaluación necesitará de la presencia del niñ@, así como entrevistas clínicas e información obtenida directamente de los padres, maestros y otras personas de interés. Esta evaluación ayudará a identificar las áreas de fortaleza y necesidad, y le ayudará a usted y a su entorno:

 

  • Padres y entorno familiar
  • Médico: pediatras, neuropediatras, …
  • Planificación de la educación
  • Planificación de la intervención según las necesidades individuales del niño
  • Orientar sobre el manejo del conductas problemáticas

 

Estos niñ@s y adolescentes habitualmente son derivados a nuestra consulta neuropsicológica debido, entre otras dificultades, a:

  • Dificultades con el aprendizaje, la atención, el comportamiento o la socialización
  • Dificultades con su control emocional
  • Enfermedades, trastornos o problemas de desarrollo que afecta a su cerebro
  • Lesiones cerebrales adquiridas debidas a accidentes, tratamiento médico u otro estrés físico que pueden afectar a uno o varios dominios y procesos cognitivos